eliminar enlaces negativos

Los enlaces entrantes hacia nuestra web es uno de los puntos clave y más importante de una estrategia SEO. Google tiene muy en cuenta qué webs nos enlazan, la calidad de éstas, la afinidad en cuánto a temática, los anchor text y la tipología de link (follow o no follow). Al final, no se trata de la cantidad de links que apuntan hacia nuestra web, si no de la calidad de éstos. En ocasiones, fruto de técnicas black hat de terceros, por errores propios o simplemente por técnicas spam o de estos sitios de baja calidad, se crean enlaces hacia nuestra web que no nos aportan ningún beneficio. Enlaces de mala calidad considerados como spam o de páginas web con un page Rank muy bajo: un elevado número de links desde este tipo de webs afectará al posicionamiento web de nuestrro sitio.

Si nos encontramos ante esta casuística, lo primero que debemos hacer es sugerirle al webmaster del sitio en cuestión que dé de baja el enlace, petición a la cual hará caso omiso en la mayoría de ocasiones. A priori ésta es la solución recomendad, ya que a pesar de que podamos indicarle a Google que no tenga en cuenta este enlace, el enlace seguirá existiendo si el webmaster no lo elimina, y será accesible para otros buscadores, redes sociales o usuarios que llegen a dicho portal.

Ante esta situación de negativa o caso omiso de la eliminación del link, Google pone a nuestra disposición una alternativa a través de una herramienta llamada Google Disawov Tool (dentro de Webmastert Tools). Esta herramienta nos permitirá indicarle al buscador qué enlaces y de qué dominios que enlazan hacia nuestro sitio web queremos que no tenga en cuenta.

El uso de esta funcionalidad de webmastertools es muy sencillo, pero se debe usar con precaución, ya que podemos ocasionar grandes perjuicios a nuestro sitio si cometemos un error o hacemos un mal uso.

¿Cómo eliminar enlaces negativos hacia nuestra web?

  1. Detectar qué dominios han insertado enlaces que apuntan hacia nuestro sitio web
  2. Crear un archivo de texto con los links en concreto o dominios que queremos eliminar
  3. Subir éste archivo a la herramienta de Google Webmaster Tools
  4. Una vez enviado, Google analizará la solicitud y la ejecutará o no.

Como vemos, no se trata de un proceso automático, por lo que debemos asegurarnos que hacemos todos los pasos bien para evitar demoras innecesarias en el proceso.